BLOG

Etapa 2. Francia – Italia

No comments


La etapa 1 se terminó observando el castillo de Carcassona a lo lejos, desde un puente de piedra que nos daba una perspectiva fantástica de la fortaleza medieval. Sin embargo, cuando volvimos sobre nuestros pasos para recoger todo el material fotográfico, nos dimos cuenta de que teníamos la luna trasera derecha rota. En un aparcamiento que habíamos hecho un par de horas antes no vimos un saliente afilado y nos perforó el cristal. Las consecuencias de este percance fueron problemáticas ya que nuestra primera opción para dormir era la ambulancia y por otro lado si queríamos visitar alguna ciudad corríamos el riesgo de que nos abrieran la puerta trasera a través de la apertura.

DJI_0005.MP4.00_07_33_29.Still001

Valoramos la situación y dado que era viernes por la noche decidimos enlazar la primera etapa con la segunda y salir hacia Piacenza, nuestra siguiente ciudad en el mapa. La razón de salir a última hora e intentar recorrer todo lo que pudiéramos antes de que nos venciese el cansancio, era llegar a la ciudad italiana antes de las 3 de la tarde y así poder realizar la reparación sobre la marcha.

Ya al día siguiente madrugamos todo lo que nos permitió el cuerpo y mientras Diego conducía, Iván hacía las gestiones en italiano con el seguro y localizaba diferentes puntos para realizar la reparación. A la 1 de la tarde llegamos a la ciudad de Piacenza a un sitio localizado por la aseguradora y abierto hasta las 18 pero… ese día jugaba Italia un partido de Eurocopa y estaba todo cerrado, ¡menuda faena! Revisamos la zona ya que en ella había concesionarios, talleres, reparaciones de lunas pero nada, la suerte no estaba de nuestro lado. Visto lo visto decidimos seguir nuestro camino y ganar un poco de tiempo para llegar a otra ciudad e intentar solucionar el contratiempo.

Iván que estuvo viviendo en Palermo con la beca erasmus no podía abandonar la bella Italia sin comer pasta, pizza y gelato; así que unos kilómetros antes de la frontera con Eslovenia decidimos buscar una ciudad interesante para cenar y descansar un poco, y a la primera de cambio apareció Palmanova.

Aquí tuvimos la primera suerte del viajero, encontrar una ciudad increíble cuando menos te lo esperas. En cuanto leímos que Palmanova se caracterizaba por tener una fortificación a su alrededor con forma de estrella no nos lo pensamos y hacia allí nos dirigimos. Era el momento ideal para sacar el dron y mostraros a vista de pájaro esta ciudad milenaria. Desde su plaza central se reparten las calles de una forma completamente proporcional, una maravilla del pasado que se mantiene inalterada en la actualidad.

Palmanova

Palmanova. El pueblo con forma de estrella

La cena fue fantástica ¡Santa madonna! qué bien se come en Italia, y ya que todavía no era muy tarde decidimos como buen equipo seguir otros 200 kilómetros y dormir en Eslovenia. Nos dieron las 12 como en la canción de Sabina y la recompensa fue llegar a la ciudad de Novo Mesto, un pueblo tranquilo al este de Ljubljana ideal para descansar dentro de la ambulancia.

En esta segunda etapa hicimos 1340 km, un gran esfuerzo para nosotros y para la ambulancia. Os dejamos con algunas fotos!

Palmanova desde el aire

Palmanova desde el aire

Palmanova desde el aire

 

Palmanova de noche

Palmanova de noche

Comentarios

comentarios

El NómadaEtapa 2. Francia – Italia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *